NUESTRA AVENTURA EN LOS RAPIDOS DEL RIO PESCADOS.

10.10.2012 20:38

No es lo mismo que te platiquen, que lo veas en fotos o en videos o en la tele, que te lo imagines o que ya estés a la vista para empezar…, no, la adrenalina no llega ni cuando te estás colocando el chaleco salvavidas y el casco o cuando te están dando las instrucciones de seguridad, allí apenas comienza a surgir; la adrenalina llega y las emociones empiezan cuando ya estás en la balsa y afrontas el primer rápido, cuando ya no hay pa’tras y ni quieres que lo haya, ciertamente te crees superman, el hombre araña o un compendio de los dos…… no, más bien te sientes tú mismo que ya has dominados tus miedos, confiado en tú guía y te has lanzado a recorrer el Rio Pescados con sus imponentes rápidos que, al menos para mí, a mis setenta y algo de años era mi primera vez.

Tu corazón en vez de asustarse se alegra y vas disfrutando cada ola, cada embate contra los rápidos, cada baño,  cada vuelta que da la balsa, cada recodo del río, cada una de las remadas  que das y hasta cuando estás a punto de caer............

Este es parte del relato de nuestro querido compañero y amigo Felipe de Jesús Alvarez González y que les invito a acabar de leer en el siguiente enlace: NUESTRA AVENTURA EN LOS RAPIDOS DEL RIO PESCADOS.