CARMEN: LA SONRISA HECHA MUJER

CARMEN: LA SONRISA HECHA MUJER

SER-HUMANO

Por: Rosalba Aguirre García

@AguirreYoSoy

Algunos sueñan con ser más. Otros luchan por serlo. Pero pocos lo consiguen”…. Ésta es una historia de lucha, dedicada a una grande de las alturas.

En cada paso que daba, se abría camino, sus pies la llevaron cada vez más alto, hasta que un día, ya no pudo más, el cáncer le ganó una batalla. La más importante…

En México cada nueve minutos se detecta a una mujer con cáncer de mama. Al año más de 5 mil 113 mujeres fallecen y otras 30 mil son diagnosticadas ya en etapas tardías de acuerdo a la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer.

Después de 6 meses de luchar contra el cáncer de seno, que se le extendió al hígado y llego a tocar su columna vertebral; el primero de noviembre del presente año, a los 51 años de edad, esta enfermedad mortal, que es curable, si se detecta a tiempo, se llevó a una guerrera: Carmen.

Quién es Carmen Peña Monroy

Hablar de Carmen, implica mencionar a la exitosa montañista que logró subir “Las 10 Montañas Mas Altas De América”, que escaló diversas cascadas de hielo, la mujer que llegó a la cumbre del Volcán Kilimanjaro (5,895 metros de altura) la montaña más alta del continente Africano o que subió a la Montaña más alta del mundo, el Monte EVEREST (8,848 metros) siendo la primer mujer mexiquense en lograrlo.

También, es necesario mencionar a la apasionada del deporte, a la mujer de carácter noble pero de fortaleza inquebrantable, a la fémina humanista, a la amiga alegre, que le gustaba cantar, a la Carmen que, al escuchar música los ojos le brillaban y se ponía a bailar.

Comenzó a practicar el montañismo desde 1982. Entre sus logros podemos contar cuando llegó a la cumbre del Nevado Alpamayo (5947 metros de altura) por la ruta Vasco-Francesa y con 700 m de escalada en hielo puro, su gusto por los deportes extremos o su participación en la competencia más difícil del mundo “La Eco Challenge” en Patagonia Argentina, y que decir de su reconocimiento por ser la primer montañista en el mundo que conquistó las diez montañas más altas de América.

En total, 26 Expediciones al extranjero: Europa,  África, Asia y América del Norte, Central y Sur y un sin fin de expediciones en México.

Entre los múltiples reconocimientos se encuentran: “Certificado cumbre del Everest año 2002” por la asociación de montañismo de Tibet, China. “Reconocimiento del Gobierno  del Estado de México por el ascenso al monte Everest”. “Primera conquista mundial de la cumbre Norte del volcán Pissis”. “Primer ascenso femenil mexicano en solitario a la cumbre del Aconcagua”, la montaña más alta de América. “Primer ascenso femenil mexicano al Volcán Ojos de Salado”. Primer mexicano en ascender el C. Mercedario, cuarta más alta de América en Argentina. Etc.

Pero, sin duda, uno de los principales logros de Carmen Peña Monroy fue y seguirá siendo, la inmensa cantidad de amigos y seguidores a los que inspiró para llegar a las cumbres más altas nacionales y extranjeras.

Con el ánimo que la caracterizaba, Carmen Peña solía decirle a sus alumnos durante las expediciones: “Vamos chicos, sí se puede, ya falta poco, ya lo están logrando, no hay cansancio,  no hay frío, no hay hambre”...

En la voz de personas que la conocieron…

“Me deja, su alegría por la vida, fue mi maestra en alta montaña, fue mi amiga, fue incentivo y motivo para que muchas personas se atrevieran a dar el paso de ir a nuevas expediciones. Siempre te recomendaba ir bien preparado y compartía su experiencia y conocimientos”…

“Seguro me la encontraré en la montaña, ella se queda ahí, una parte de ella esta en las montañas”

“Amaba el deporte pero su pasión era la alta montaña”

“Lo que más recuerdo es su alegría, esa sonrisa cálida”

“Una montañista muy fuerte, humanista, alegre, que le gustaba cantar”

“Era una mujer que no se ponía a pensar en su tristeza sino en su siguiente proyecto, le apasionaba la alta montaña”

“Tenía muchos  amigos y la gente la seguía. Hacia una diferencia entre otros alpinistas”

“Cuando necesitabas un consejo o alguna  recomendación sabías que ella siempre iba a estar ahí. Su fortaleza te contagiaba”

Después de luchar durante medio año, Carmen declinó. Ni su amor por la vida, ni la determinación y  fortaleza que la caracterizaron fueron suficientes para cambiar el rumbo, tal vez le falto ganar tiempo o simplemente esos sentimientos que no sano y estaban acumulados en su alma no la dejaron librar esta batalla.

Lo cierto, es que, para los amigos de Metepec, su tierra natal, los compañeros del Club de Exploraciones de México (CEMAC), a los que la conocieron como guía, instructora  o conferencista del Centro Carsolio de excelencia motivacional o en distintos clubs deportivos, así como todas las personas a las que directa o indirectamente nos dejó un gran aprendizaje, Carmen seguirá viva. Hoy Nos deja un legado de fortaleza, y deja escuela para los amantes de media  y alta montaña.

Para conocerla más:

http://youtu.be/M4KI04pEdwA

http://www.cemactoluca.org/currcar%20(2).pdf

Un pequeño y merecido homenaje a una  mujer que se atrevió a subir e innovar.

Fuente: http://www.thepinkpoint.mx/www/index.php/secciones/columnas/2392-carmen-la-sonrisa-echa-mujer